Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:45

 

 

 

...

Según la actitud que el visitador observe en el vicario se ceñirá a las directrices que el prelado hispalense marcará para los distintos casos que puedan presentarse. Así:

1.- El vicario puede recurrir contra la inspección
2.- Si el vicario no recurre, puede insistir en que no se realice la inspección.
3.- El visitador, llegado el día señalado, puede encontrase la iglesia cerrada, vacía o con pocos eclesiásticos.
4.- El visitador cuando administre penas o censuras, procurará prudencia, paz y discrección.
5.- Cuando no existe impedimento en la Visita, y para que esta se celebre tranquilamente y sin que exista coacción a los testigos en sus declaraciones secretas, puede suspenderse interinamente al vicario.


 Una vez efectuados todos los trámites previos comienza ya la Visita Pastoral, siguiendo los mismos pasos que vimos en el modelo de 1776.

El Breve expedido en Roma el 7-II-1707, faculta para visitar colegiatas, parroquias, monasterios, conventos; universidades, colegios, cofradías... Faculta tambien para disponer todos los actos preparatorios de la Visita que comenzará con la publicación de un edicto monitorio. Para dar orden de que se dispongan y preparen los libros que tengan que examinarse. Para poner en ejecución los decretos expedidos por la Sagrada Congregación del Concilio. Para citar e interrogar a eclesiásticos, seculares, regulares o legos.

Da poder para censurar y penar, para inquirir sobre las reglas, estatutos, gobierno, costumbres, corrigiendo y reformando todo lo conveniente y dando los mandatos oportunos.

El Breve da permiso para absolver de todos los casos reservados cometidos hasta el día de la fecha; y de la herejía, si no ha habido cómplices, y si se ha cometido en secreto sin que nadie tuviera conocimiento de ella.

Para ejercer pontificales en aquella vicaría y cura de almas durante la Visita. Para pedir las procuraciones a las iglesias y comunidades visitadas. Y para poner en ejecución todo lo que se mande pudiendose recirrir a las censuras, prisión y todo en lo que ampare el derecho.

El visitador deberá llevar consigo y deberá regirse, además de por el Breve Pontificio y las Constituciones Sinodales -expresiones locales de los decretos de Trento-, por las "Instrucciones" de la Sagrada Congregación y por las que le da su prelado, mediante las cuales marca la pauta de su actuación, siempre de acuerdo con las directrices de Roma.

 

 De todo queda constancia en las Resultas de Visitas, que se pueden presentar bien en forma de libro encuadernado en pergamino, bien en autos y expedientes cosidos o enlegajados. Aunque consideraremos que nuestra fuente adolece de cierta parcialidad al estar condicionada por el carácter y la subjetividad del visitador, a pesar de que la objetividad estará recomendada siempre en las Instrucciones. Añadiremos cierta "indiscreción" que reseña nombres, apellidos, apodos, incluso características físicas que identifican a los sujetos en cuestión.

Generalmente, no suele encontrarse junta toda la documentación generada con motivo de la Visita, y además ciertos casos llegan al obispo por la via reservada del pliego secreto.

Para abreviar no referiremos nada esta tarde del estudio realizado sobre la documentación misma: tipos documentales, tipos de letra, estado de conservación, etc., que en su momento también aparecerá en las Actas.

De todas las actuaciones del visitador se extrae un conocimiento exhaustivo de la Vicaría de Estepa y de los fieles que la habitan. Todo este quehacer quedará materializado en las Resultas y en los Mandatos, instrumentos de control y dirección que tienen la finalidad de mejorar la vida parroquial y la atención pastoral a los fieles. A través de ellos veremos evolucionar la Parroquia, cómo se cumple lo dictaminado en anteriores Visitas, y sobre qué aspectos se incide, más ó menos, según las distintas poblaciones...

 

María del Carmen Calderón Berrocal. Ponencia Marco II Jornadas Historia de Estepa, Excmo. Ayuntamiento de Estepa, Marzo 1996. Presentación del trabajo “La Visita Pastoral en el territorio vere nullius de la Vicaría de Estepa”. Actas II Jornadas de Historia de Estepa, y realización del Inventario de la Vicaría General de Estepa.

 

 


 

Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:42

 

 

... Desde el lado clerical tambien se levantan gritos de protestas contra el vicario y su sobrino el visitador. El caso del padre Juan de Baena Vergara, que aparecerá en las Actas, es un ejemplo de ello.

Se sucederán apelaciones y protestas tanto del lado civil como del eclesiástico, a las que el vicario general da largas alegando y respondiendo lo que va estimando "conveniente".

Y muere el vicario.

El expediente del marqués queda en el aire hasta que se dicta un auto, datado en Estepa el 31 de mayo de 1777, de parte del doctor D. Agustín Galindo de Aragón, provisor y vicario general de Málaga y subdelegado apostólico para la "Santa Apostólica Visita" de la Vicaría de Estepa por el obispo de Málaga y visitador apostólico de ella; quien decide, tras estudiar el caso que no queda justificado el proceder del ya difunto vicario general y se declaran nulas sus actuaciones.

Hasta aquí la documentación relativa a la Visita de 1776, que quedó interrumpida. No sabemos aún si la inventariación nos descubrirá más información al respecto. Pero la Visita Pastoral va mucho más allá.

Trataremos ahora de ver como es el procedimiento de una Visita Pastoral legítima a la Vicaría de Estepa.

La Visita, suele hacerse a instancias del marqués y por comisión del Papa a uno de los tres jueces apostólicos que constituyen dignidades superiores al vicario rector, que son el arzobispo de Sevilla, el obispo de Córdoba y el de Málaga.

En 3 de mayo de 1685 muere el vicario Gerónimo de Rivera, a quien sucederá D. Lorenzo de Andujar Ferrer, un hombre de carácter que levantó polémica. Es el marqués quien le hace merced del título para que con él se presente ante uno de los tres jueces apostólicos que darán visto bueno y le confirmarán en su oficio. Y también será el marqués, quien ante los excesos, solicite a Roma la orden de una Inspección Pastoral.

 

 El marqués, en un largo escrito de 27 puntos con fecha de 5 de octubre de 1706, expone sus motivos de queja y lo que procede en cada caso, en forma de mandatos que habría de acatar el vicario.

El escrito es presentado ante la Congregación del Santo Concilio, que solicita informe de Manuel Arias, Arzobispo de Sevilla, y se le comisiona para visitar, para "visitar contra el vicario".

El arzobispo delega en D. Francisco Ramírez Arias, visitador general, para que pase a la Vicaría asistido de un notario apostólico y allí instruya el caso.

Habrá de verificar la información con testigos cargo por cargo y examinando pruebas; y esta información secreta, habría de servir "de gobierno para descender a pedir los instrumentos y papeles de los casos particulares". De forma que si no se deduce nada de particular por las declaraciones de los testigos, no se pasará a averiguar nada más. Concluidas las diligencias, el visitador volverá al Arbispado...

 

 

María del Carmen Calderón Berrocal. Ponencia Marco II Jornadas Historia de Estepa, Excmo. Ayuntamiento de Estepa, Marzo 1996. Presentación del trabajo “La Visita Pastoral en el territorio vere nullius de la Vicaría de Estepa”. Actas II Jornadas de Historia de Estepa, y realización del Inventario de la Vicaría General de Estepa.

 

 



Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:39

 

 

...

La Visita Pastoral comienza convocando al pueblo y clérigos, se lee el Edicto de Pecados Públicos, se predica y explica paternalistamente su finalidad para captar así atención y colaboración. Se visita el templo, se hace la procesión de ánimas, se administrarán los sacramentos y se interrogará de forma pública y privada, tomandose declaración jurada a ciertos sujetos, testigos, que responderán a cuestionarios encaminados a investigar la vida de clérigos y laicos, moralidad y cumplimiento de deberes.

Se comienza la Visita al templo inspeccionando el altar mayor, el altar comulgatorio, capillas, pila bautismal; osario y cementerio, haciendo la procesión de ánimas para la que se vestirán en la sacristía con hábitos negros, que de nuevo quedan en ella una vez que la procesión termina. Se continúa con el reconocimiento de todo el ajuar parroquial, reliquias, bulas, tallas, lienzos, vestidos de las imágenes, mantos, paños, cálices, alhajas, muebles y todos los ornamentos sagrados para el culto divino.

Pero la Visita se pospone por enfermedad del visitador; mientras tanto, en la Audiencia del vicario se inspeccionarán los registros sacramentales, expedientes matrimoniales, licencias y títulos de religiosos.

Con la mejoría del ministro se reanuda la Visita de Ornamentos para la que en principio se piensa contar con la presencia de todas las autoridades; pero el marqués se opone, aunque la inspección se hace y se redacta el inventario que aparecerá publicado en las Actas de estas II Jornadas.

 Se visita tambien el archivo, este cuadro de clasificación está confeccionado siguiendo las noticias que nos dan las Resultas de la Visita de 1776.

Sin embargo, de nuevo al visitador le es imposible continuar con puntualidad la inspección afectado por una graue indisposición "que no le permite alimentarse más que con líquidos, y al mismo tiempo de vna graue opressión de pecho y garganta". Por esto la Visita se suspende "hasta su restablecimiento y mexoría". Hasta que D. Francisco Sancho Granados, decano y gobernador en el Consejo de Ordenes le comunica de Real Orden, sobreseer en esta Santa Visita y retirarse a residir y desempeñar las obligaciones de su ministerio pastoral.


Gerónimo Amorín Cívico, procurador de la Hacienda y rentas del Marqués de Estepa, con orden para proceder como sea necesario incoa expediente contra el Vicario por exceso de jurisdicción y perjuicio a las regalías de su señor en la Visita Eclesiástica; y solicita la suspensión de todas las actuaciones mientras se resuelve el pleito, considerando nulo lo que se efectuase en contra.

La Visita no contaba con la aprobación del marqués; el vicarío no tiene facultad para delegar la jurisdicción ordinaria que en él reside, pues la delegación solo está permitida a dignidades superiores; además, la inspección pastoral se llevó a cabo en virtud del encargo de una Visita Económica Rectoral, en lo que todos los canonistas coinciden en que no es delegable.

Por otra parte, los vicarios son jueces ordinarios para las causas de su partido, pero carecen de facultad apostólica. El caso debería ser instruido por el Vicario, que es el "señor delegante"; no por el visitador, que es el "delegado". Y para su instrucción, no habría de servir la escusa de ancianidad y mala salud del señor vicario, puesto que la provisionalidad en materia de justicia se resuelve mediante asesor; la tarea del juez se limitará pues, solo a firmar y elegir assesor, protagonismo considerablemente inferior al que supone proveer, entender o despachar el caso.

La publicación de la Visita es otra ofensa a la jurisdicción del Marqués; se hizo con "...recivimiento solemne, publicazión de edicto, plática exortatoria de los fines de la Visita, con edictos para recoger lizensias, preparar exámenes, ber capellanías, patrimonios...", todo ello propio de una Visita General Apostólica o Pastoral; que llegado el caso en que estuviere impedido el ordinario, debería hacerse por medio de teniente; que no es nombrado en esta villa mas que por el marqués. No es por tanto légal el nombramiento de visitador por parte del Vicario...

 

María del Carmen Calderón Berrocal. Ponencia Marco II Jornadas Historia de Estepa, Excmo. Ayuntamiento de Estepa, Marzo 1996. Presentación del trabajo “La Visita Pastoral en el territorio vere nullius de la Vicaría de Estepa”. Actas II Jornadas de Historia de Estepa, y realización del Inventario de la Vicaría General de Estepa.

 

Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:36

 

 

 

 

 

El vicario, según esgrimía, obligado por su ministerio pastoral y los cánones de Trento a practicar la Visita Pastoral en todos los pueblos bajo su jurisdicción; y viendo la imposibilidad de hacer la inspección personalmente, dada su abanzada edad y estado de salud, atendiendo a las cualidades de su sobrino, Figueroa; resuelve nombrarle visitador en todo el territorio y delegar en él toda autoridad ordinaria para que actúe sin limitación alguna.

Vemos como el vicario, -que no posee facultad para delegar ni para conceder dimisorias-, se ha conducido como un obispo.

A D. Manuel Antonio se concederán todos los honores que competen a su comisión, y todos habrán de reconocerle como visitador y obedecerán sus mandatos como si emanaran del mismo vicario general.

Se despachan comunicados al concejo, justicia y regimiento de la villa; al clero parroquial y al marqués, patrono general de las iglesias de la Vicaría, en la persona del contador de su hacienda.

 La Visita comienza en Estepa el 23 de junio de 1776.

Veremos ahora cómo discurren los hechos de una pretendida Visita Pastoral, que por efectuarse en territorio vere nullius bajo el patronato del Marqués de Estepa, y a falta de permisos especiales, habría de haberse limitado a ser Visita Económica, dejando toda la parte espiritual en manos del marqués, que posee su jurisdicción delegada de la regia, y que incluso tiene la facultad para solicitar Visita Apostólica al Papa, obispo en estos territorios exentos, y a éste corresponde la decisión de aceptar o no.

Para dar solemnidad y publicidad la Visita se anuncia con repique de campanas. Y, siendo algo más de las ocho de la mañana, Vejarano y Fonseca, vicario, acompañado de Manuel Antonio de Figueroa, visitador, -en su coche- pasa a la Parroquia de Santa María donde le esperaban el notario mayor y demás dependientes de su Audiencia, con el fiscal y el alguacil de vara.

Es recibido en la puerta de la iglesia por el cura propio revestido de capa pluvial y por todo el clero, con sobrepellices. Todo con la mayor solemnidad, entonando cantos, responsorios y oraciones.

 

María del Carmen Calderón Berrocal. Ponencia Marco II Jornadas Historia de Estepa, Excmo. Ayuntamiento de Estepa, Marzo 1996. Presentación del trabajo “La Visita Pastoral en el territorio vere nullius de la Vicaría de Estepa”. Actas II Jornadas de Historia de Estepa, y realización del Inventario de la Vicaría General de Estepa.


Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:31

 

 

 

 

Según el estudio de la documentación que se conserva en el Archivo de la Vicaría General de Estepa, custodiado en el Arzobispado de Sevilla, haremos un seguimiento de lo que es una Visita en territorio exento donde, con frecuencia, se presentan problemas jurisdiccionales.

La Visita, es un deber del prelado ligado a su ministerio pastoral, mediante el cual hace efectiva su presencia, inspecciona, dirige y gobierna la vida individual y colectiva de clérigos y laicos, así como el estado de todo cuanto esté incluido en las parroquias de su jurisdicción, comprobando como todo se ajusta a la Ley Dios y a los cánones de Trento; realizando también otras funciones que le son propias, tales como confirmar, la dedicación de altares, etc.

Pero aquí, el prelado es el vicario, y sus poderes se ven mediatizados en favor del patrono, el Marqués de Estepa.

La Vicaría, constituía un territorio desmenbrado de la Orden de Santiago y su priorato San Marcos de León. Todas las facultades que residían en el monarca sobre el territorio, como patrono y administrador, pasaron a los señores de Estepa. El patronato secularizado pasa del rey a los marqueses de Estepa como patrimonio hereditario.

Solo el prior de la Orden de Santiago, como prelado superior tenía facultad para nombrar visitador; y en los casos en los que se estimaba necesaria la Visita era el monarca quien ordenaba al Prior que la hiciera.

Por Reales Provisiones y las Bulas de Pío IV, Pio V y Sixto V, se extinguieron todas las facultades y dignidades que tenía el vicario rector, que serán a partir de ahora competencia directa de la Santa Sede donde el Sumo Pontífice queda como Pastor universal de todas las Iglesias y obispo de la Vicaría.

El rector vicario permanecerá con las dignidades o facultades que tenía en tiempos de la Encomienda, es decir, será provisor y cura de la Parroquia de Santa María.

La Visita Pastoral, como tal, no se entiende, en el territorio exento de la Vicaría de Estepa, donde solo procede que el vicario efectue Visita Económica a la Parroquia, que había de centrarse en la inspección de la administración de rentas y bienes para el buen gobierno de la Vicaría. Y la competencia para la subdelegación en un ministro visitador, queda reservada a los prelados de mayor dignidad, a los obispos; así como a las dignidades menores que tubieren prescripción lexítima para realizarla.

De 1776 data un expediente que se intitula "Autos de Visita General de las yglesias de esta villa y pueblos de esta Vicaría" que encabeza una concesión de licencia y testimoniales en favor de D. Manuel Antonio de Figueroa, abogado de los Reales Consejos, benefiado y cura propio de la parroquia de Sta. Catalina de Jerez de los Caballeros, a quien se concede permiso para ausentarse de la ciudad y su iglesia por el tiempo que fuese preciso, hasta tanto que el rey y el Real Consejo de las Ordenes le concediesen la licencia necesaria.

 

María del Carmen Calderón Berrocal. Ponencia Marco II Jornadas Historia de Estepa, Excmo. Ayuntamiento de Estepa, Marzo 1996. Presentación del trabajo “La Visita Pastoral en el territorio vere nullius de la Vicaría de Estepa”. Actas II Jornadas de Historia de Estepa, y realización del Inventario de la Vicaría General de Estepa.

 

 



Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:24

 

 

 

 

 

El fondo documental de la Vicaría de Estepa es un archivo por sí, incorporado al Archivo General del Arzobispado de Sevilla formando parte de su sección V.

Las fechas extremas oscilan entre 1519 y 1874, el volumen del fondo asciende a unos 520 legajos aproximadamente, y la razón por la que sus fondos se custodian en Palacio se deducirá de la exposición que sigue.

En 1873 Pio IX, mediante la Bula "Quo Gravius", suprime la jurisdicción eclesiástica especial de los territorios pertenecientes a las cuatro órdenes militares de Santiago, Alcántara, Calatrava y Montesa; y se agregarán a las diócesis inmediatas.

Los papas siempre favorecieron con numerosos privilegio a las Ordenes Militares, ya que éstas significaban la defensa de la fe cristiana y la liberación de España del yugo de los infieles.

Por su parte, los reyes las enriquecieron con vastos territorios a los que, a petición de los monarcas, Roma exime de la jurisdicción de los obispos. La jurisdicción eclesiástica, en estos territorios, la van a ejercer priostes o vicarios revestidos de dignidad episcopal, siempre sometidos en lo civil a los grandes maestres, mientras que en materia religiosa dependen directamente de Roma.

El poder de los grandes maestres chocará, no pocas veces, *con los intereses reales; el siglo XV prepara el camino para la incorporación de los maestrazgos a la Corona.

En virtud de la Bula "Dum intra Nostrae mentis arcana", los reyes de España podrán actuar mediante un tribunal especial, el "Consejo de las Ordenes", formado por caballeros de cada una de las Ordenes, y que poseía doble carácter, eclesiástico y civil.

Las Ordenes Militares entrarán en fricción, tambien con frecuencia, *con los obispos diocesanos a causa de su jurisdicción eclesiástica exenta. De forma dispersa, las circunscripciones de las Ordenes Militares en España, cuyos prelados gozan de jurisdicción ordinaria o vicaria, es decir, delegada, se extenderán por todo el territorio peninsular.

El art. 9 del Concordato de 5 de Septiembre de 1851,supone la voluntad de arreglar los problemas de poder y competencias que se derivaban y que se agravaban con la dispersión, por medio de una nueva geografía jurisdiccional eclesiástica en la que los territorios de las Ordenes Militares ahora se suman a las diócesis inmediatas a ellos. Esto es lo que sucede con la Vicaría General de Estepa y su patrimonio documental.

El arzobispo podrá ahora ejercer sus facultades ordinarias y extraordinarias en Estepa. Las palabras de Pío IX nos dan la clave:

"Y para que con ocasión de esta agregación no se pierda o perezca monumento alguno necesario o conveniente para el régimen eclesiástico, queremos y mandamos que todos los instrumentos existentes en los territorios incorporados, ya sean libros, ya testamentos sobre causas pías, ya en fin cualesquiera escritos referentes a personas, cosas, derechos e intereses eclesiásticos cuidadosamente buscados y reunidos sean trasladados con el fin de conservarlos para perpetua memoria, y utilidad de los venideros, a la cancelaria de los prelados a quienes los mismos territorios quedan sujetos".

En la Villa de Estepa, en 7 de Mayo de 1874, se firma un acta, documento así mísmo llamado "Inventario de los papeles y demás documentos correspondientes al gobierno eclesiástico de la Vicaría General de Estepa y su Estado". El acta de entrega relacionaba 66 unidades de instalación entre legajos y libros, y en ella queda reflejada claramente la transferencia.


















Ni que decir tiene que las dimensiones de estos legajos no tienen punto de comparación con las dimensiones de los actuales; mientras que los antíguos legajos parecían hechos para guardarse definitivamente, y tranquilamente podían medir 1 ml.; los actuales están pensados para archivarse y ser útiles a la investigación al mismo tiempo, como media sus dimensiones oscilan entre los 15 cm. La diferencia fácilmente se verá al saber que los originarios 66 legajos, hoy llenan toda una sala del depósito del Archivo Arzobispal.

Sala que antes era un trastero, y a principios de 1993 se logró habilitar como depósito, y en ella conseguí reunir todos los fondos dispersos por el Archivo

La parte controlada hasta ahora ha pasado por tres momentos. El primero lo constituye la obra realizada por un sacerdote que marchó con destino a Argentina, de él quedó el rigor de su trabajo, aunque no describe nunca en fichas, sino en las cartelas de los legajos. Reunió gran parte de la serie llamada, hasta ahora, Matrimonial y algunos legajos de expedientes de ordenación.

La segunda fase es obra de D. Pedro Rubio, canónigo archivero y director del Archivo Arzobispal y Capitular, que desde los años 70 emprendió una labor de reordenación e instalación de los fondos del Archivo, tarea en la que contó con la colaboración de un equipo de equipo, "las niñas del Servicio Social", y se elaboró el fichero de la Vicaría de Estepa que hoy se utiliza en el Archivo, aunque no abarca la totalidad del fondo.

La tercera etapa, localización y clasificación del fondo disperso por los pasillos del depósito del Archivo; la labor de reubicación y concentración en la sala 5, ya es labor mía. A partir de este momento procedí a la organización del fondo de la Vicaría General de Estepa incorporando al antíguo fichero fichas nuevas que se corresponden con los legajos formados con la documentación por inventariar.

El año pasado adquirí el compromiso con los organizadores de estas Jornadas de hacer un estudio de la documentación de la Vicaría General de Estepa, y las hermandades estepeñas colaboraron en el proyecto. De este compromiso nacerá una obra que incluirá inventario del fondo y estudio documental e histórico de la Vicaría General de Estepa.

El fichero-inventario que se utiliza sigue orden cronológico, y a simple vista se divide hoy en cuatro secciones: *Justicia, *Capellanías, *Ordenes y *Matrimonios. Antes, era un cúmulo de viejas fichas desordenadas, que con el tiempo y el uso había perdido la lógica que en principio sin duda tuvo. En 1993 le dí el orden y la estructura más lógica que pude. Parecía un sueño poder contar con un inventario real del fondo, es decir, con correspondencia efectiva entre ficha y unidad de instalación, que salvo en el caso de las ordenaciones y los expedientes matrimoniales no existe en absoluto; y donde dice Capellanías, Justicia y Ordinarios, nos encontramos un indiferente general en el que podemos encontrarnos de todo.

El inventario podría seguir las líneas generales del Cuadro de Clasificación que elaboré siendo archivera en el Archivo General del Arzobispado por la Fundación Capitular-Colombina, y que he podido completar después; pues el funcionamiento de la Vicaría General de Estepa es similar y paralelo al de la gran archidiócesis hispalense, salvando las diferencias que atienden a la peculiaridad de ser un territorio exento inmediatamente sujeto a Roma, y tener su vicario reasumidas en sí una serie de funciones no delegables e inherentes a su cargo, siendo a la vez vicario general, juez eclesiástico y ordinario de la villa de Estepa, su estado y anejos. Lo que significa estar sujeto de forma inmediata y directa a la autoridad del Papa, y exento de la autoridad de cualquier obispo al frente de diócesis próximas.

Trazando líneas generales tendríamos como sección I:
INSTRUMENTOS DE DESCRIPCION, en ella existen índices de matrimonios tanto en documentación enlegajada, como en libros.

Como sección II: VICARIA, sus series podrían ser:
Matrimonios Ordinarios, Matrimonios Apostólicos, Anotaciones y Enmiendas de Partidas, Expedientes de legitimación, Abecedarios Arbológicos.

Como sección III: GOBIERNO, que abarca las funciones de lo que en la Archidiócesis Hispalense sería la Secretaría de Cámara y Gobierno, con sus Expedientes de Ordenes, Registros de Eclesiásticos, Licencias y Dimisorias, Capellanías y Patronatos, Religiosas, Reales Ordenes, Dotación de Curatos, Culto y Clero, Visitas.

La IV sección sería JUSTICIA, amplísima, ya que refleja las funciones del vicario como provisor y juez eclesiástico, entre sus series: Pleitos Ordinarios y por preheminencias, Fábrica (que contiene gran cantidad de inventarios de alhajas y ornamentos), pleitos por Capellanías, Colegios, Conventos, Hospitales, Colecturía, Hermandades, Derechos Obvencionales, Exclaustraciones, Beneficios, Testamentos y Escrituras, Pleitos Criminales, Autos Ejecutivos, Apelaciones, Matrimonios Secretos, Palabra de Casamiento, Divorcios, Inmunidad Eclesiástica, Diezmos, Pleitos Matrimoniales.

En fin, una documentación riquísima frente a la cual, y para esta ocasión, convendrá que concretemos centrándonos en un tema que destaca tanto por su belleza como por la riqueza de datos que de su estudio se desprende -Las Visitas-; más aún, cuando la Vicaría ofrece una nueva perspectiva: Visitas en territorio exento.

 

 

María del Carmen Calderón Berrocal. Ponencia Marco II Jornadas Historia de Estepa, Excmo. Ayuntamiento de Estepa, Marzo 1996. Presentación del trabajo “La Visita Pastoral en el territorio vere nullius de la Vicaría de Estepa”. Actas II Jornadas de Historia de Estepa, y realización del Inventario de la Vicaría General de Estepa.

 

 


Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:12






Se visita la iglesia y sus dependencias. Los Libros de Visitas controlan y aparecen como verdaderos inventarios del patrimonio mueble e inmueble, y sus mandatos contienen reformas orientadas a mejorar el aspecto, para que infunda respeto y devoción; la seguridad y la funcionalidad. Tambien está prevista la inspección de registros sacramentales y archivo, es en este punto donde podemos decir que aparecen las primeras normativas archivísticas sobre ordenación, conservación, custodia de los fondos y su ubicación en lugar seguro a salvo de los roedores y la humedad. Tambien encontraremos referencias al personal de la parroquia: organistas, sacristanes, sochantres y mayordomos. Se inspeccionan las cuentas de fábrica, expresando renta y obligaciones. Se inspeccionan tambien ermitas, conventos, hospicios y hospitales, indicándose advocación, ubicación, materiales, planta, puertas, altares, breves descripciones de imágenes, noticias sobre su renta, ermitaño y administrador, estado de conservación, a cargo de quien están. Si se trata de hospitales, si su función es sanitaria, hospitalaria, o ambas a la vez.

 

Sobre Beneficencia, fundaciones y devoción, podemos remitirnos de nuevo al citado trabajo expuesto en el Congreso de Salamanca y al II Congreso de Historia de Estepa, celebrado allí en Marzo de 1996. La beneficencia y la religión son inseparables; la Iglesia, sus instituciones y la caridad de los fieles atienden con frecuencia los graves problemas que las autoridades civiles no solucionan, esto se hará bien en forma de limosna, bien por medio de instituciones sujetas a reglas y dotadas de ingresos. Existe otra fórmula, la limosna obligatoria del clero, todo lo que excediera de un decoroso sustento del alto clero, obispo y cargas propias de su función, pertenecía de derecho a los pobres. Junto a esto desempeñan una labor fundamental las limosnas de monasterios, conventos, cofradías y otras instituciones de caridad.

 

Las Resultas de Visitas tambien informan sobre las capellanías y memorias fundadas en la Villa, sobre sus rentas, colecturía de testamentos y abintestatos; sobre sus fundadores, capellanes y la gestión de sus administradores. Las Hermandades serán otra manifestación más de la devoción popular; las instrucciones recomiendan comprobar si tienen reglas las cofradías, y en caso contrario deberá asignárseles un plazo de presentación ante el provisor del arzobispado. Se informa quien es el hermano mayor, rentas y limosnas anuales, cómo se distribuyen, número de misas... En cuanto a toma de cuentas, no se admitirán por descargo los gastos supérfluos, ni los pagos por corridas de toros, ni por representación de comedias. Podremos entrever las devociones que predominan según las distintas zonas, cómo es el culto y la participación de los hermanos y de los fieles en general.
El Arzobispo hispalense en el territorio exento de la Vicaría General de Estepa.-

Pero las funciones pastorales del arzobispo hispalense no se circunscriben a los límites de la Archidiócesis hispalense, es juez delegado junto con el obispo de Córdoba y el de Granada en Visitas Pastorales o Apostólicas al territorio exento de la Vicaría General de Estepa.

 

.-la visita en la Vicaría General de Estepa: Visitas de los maestres de la Orden de Santiago/ Visita Pastoral/Visita Económica.

 

La Vicaría General de Estepa es un territorio exento de la jurisdicción de cualquier prelado vecino, incluso del arzobispo hispalense, pero tambien aquí tiene éste sus funciones. Los papas siempre favorecieron a las órdenes militares honrándolas con privilegios que premiaban la defensa y protección de la fe cristiana, la defensa del trono y la lucha contra el infiel; y los monarcas, por su parte, las enriquecen premiándolas con tierras que, a petición de los mismos reyes, Roma exime de la jurisdicción ordinaria. Así, en los territorios de las órdenes militares, la jurisdicción eclesiástica estará encarnada por priostes o vicarios revestidos de dignidad episcopal, sometidos en lo civil a los maestres y en lo eclesiástico dependientes de Roma directamente. 
 
La Vicaría de Estepa y anejos “vere nullius”participarán de esta condición hasta que en 1851 cesan las jurisdicciones privilegiadas exentas y surge una nueva demarcación que suma los territorios que habían pertenecido a las órdenes militares, a las diócesis inmediatas a ellos, Estepa quedará incluida dentro de los límites de la jurisdicción de la archidiócesis hispalense y el prelado podrá ejercer tambien en este territorio sus facultades ordinarias y extraordinarias como en los demás lugares incluidos en sus dominios apostólicos.

 

 

María del Carmen Calderón Berrocal “La Parroquia en los Libros de Visitas Pastorales del Archivo General del Arzobispado de Sevilla”. VIII Congreso de Archiveros Eclesiásticos. Septiembre 1994. Actas vol. VIII Memoria Ecclesiae: Instituciones Eclesiásticas IV: Parroquia y Arciprestazgo en los Archivos de la Iglesia. Oviedo-Salamanca 1996.

 

 

 

Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 17:06



Los Libros de Visitas informan sobre jurisdicción, señorío, cosechas y propietarios. Se pasa revista a las autoridades, gente relevante y pueblo llano, examinándose conductas y cumplimiento de preceptos. Mención especial merecen los escándalos y pecados públicos, donde se reflejan vivencias, conductas, vicios y faltas de la comunidad, aunque los asuntos escabrosos y comprometidos se traten con el prelado por vía secreta. El visitador interroga al clero sobre observancia de mandamientos, sacramentos, santificación de fiestas y moralidad de la comunidad donde ofrecen especial cuidado las mujeres escandalosas, usureros y gitanos. El ministro visita tambien las cárceles velando por el remedio de injusticias y abusos; y tambien cuidará, para que no se ofenda al Creador, que no se hagan concursos de cruces y santos, y se prohíba la fiesta del toro que se suele hacer por San Marcos.

 

Las Visitas nos hablan del nivel moral y cultural del clero parroquial, encargado de dar ejemplo a la comunidad, hay que asegurarse de sus aptitudes y actitudes, extender bien el brazo de la disciplina y de la sumisión al prelado y a los cánones de Trento; y se han de combatir las posiciones acomodaticias que buscan las ventajas económicas de que goza la condición eclasiástica; sobre este particular nos habla la visión de un muy numeroso clero frente a la escasez de sacerdotes con cura animarum. 
 
El tipo modelo, el ideal De Vita et Honestitate Clericorum quedará definido en las Constituciones sinodales de 1604, la práctica nos la comunican los visitadores que adjetivan y opinan sobre el comportamiento de los clérigos en sus informes. En este sentido las declaraciones de los testigos son fundamentales, sumando a todos los requisitos exigidos, el peso de la opinión pública, garante de un buen o un mal quehacer del clero parroquial.
 
María del Carmen Calderón Berrocal “La Parroquia en los Libros de Visitas Pastorales del Archivo General del Arzobispado de Sevilla”. VIII Congreso de Archiveros Eclesiásticos. Septiembre 1994. Actas vol. VIII Memoria Ecclesiae: Instituciones Eclesiásticas IV: Parroquia y Arciprestazgo en los Archivos de la Iglesia. Oviedo-Salamanca 1996.
Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 16:51






En las Visitas pastorales que hacen los obispos o sus ministros visitadores, de todo, de todas las actuaciones e inspecciones, queda constancia en los Libros y Resultas de Visitas Pastorales, que son fuentes para estudios de toda índole, aunque están condicionados por el carácter y la subjetividad del visitador, a pesar de la siempre recomendada objetividad de las instrucciones. Cierta "indiscrección" reseña nombres, apellidos, apodos y características físicas que identifican a los sujetos en cuestión, y generalmente no suele encontrarse en un libro toda la documentación generada con motivo de la Visita, además, ciertos casos llegan al obispo por la via reservada del pliego secreto.

 

La documentación del Archivo General del Arzobispado relativa a Visitas Pastorales va del siglo XVI al XIX, la serie está constituída por algunos legajos que contienen autos y expedientes de visitas, incorporados durante mis gestiones como archivera en la Casa y 79 Libros de Visitas Pastorales encuadernados en pergamino que esencialmente incluyen informes, resultas de visitas, escrutinio de eclesiásticos y mandatos en papel verjurado, a veces muy afectado por la acidez de las tintas y por la humedad; y en otras ocasiones la conservación del papel es perfecta.

 

Los Libros incluyen todas las parroquias de la antígua archidiócesis hispalense, documentación que evidentemente no ha sido transferida con la creación de nuevos obispados, ya que las distintas visitas se encuentran juntas encuadernadas en pergamino. La letra empleada en estos documentos es la humanística o itálica, más o menos redonda o cursiva, cuidada y clara en las cartas informes dirigidos a su eminencia, por la solemnidad de los despachos entre un ministro eclesiástico, el Visitador, y el Arzobispo. La serie quedó inventariada e indizada por la que suscribe y hoy el Archivo dispone de un completo fichero. Para no extendernos más nos remitiremos al citado Congreso de Salamanca.
María del Carmen Calderón Berrocal. “ La Parroquia en los Libros de Visitas Pastorales del Archivo General del Arzobispado de Sevilla”. VIII Congreso de Archiveros Eclesiásticos. Septiembre 1994. Actas vol. VIII Memoria Ecclesiae: Instituciones Eclesiásticas IV: Parroquia y Arciprestazgo en los Archivos de la Iglesia. Oviedo-Salamanca 1996.
 
Repost 0
Published by MCarmen CB - en Archivística y gestión documental
1 mayo 2012 2 01 /05 /mayo /2012 11:06

http://farm5.staticflickr.com/4051/5161706489_9ac3ef4155_m.jpg


Hay que remontarse a la Edad Media, y es una historia legendaria.

Parece ser que el soberano de Egipto, Al-Malec, tenía mucho interés en que el rey Alfonso X el Sabio le concediera la mano de su hija, doña Berenguela. De esta manera, Al-Malec envió a Sevilla en 1261 un lujoso cortejo con grandes y exóticos regalos para convencerle.

Otro motivo para la llegada de este suntuoso cortejo lo apunta el mismo Alfonso X en su Libro del Tesoro, conocido como "el Candado" por su difícil interpretación. Alfonso X oyó hablar de un importante astrólogo en Egipto y lo mandó buscar, siendo esto así, el cortejo se hubiera debido entonces a la llegada a Sevilla del gran astrólogo.

Es conocido el interés que tenía por las ciencias y por el esoterismo Alfonso X, llamado por ello El Sabio, siendo además hijo del también enigmático Fernando III el Santo, conquistador de Sevilla y Jaén, ciudades en las que ambos monarcas dejaron un legado histórico y esotérico destacado.

De entre los animales que ese lujoso séquito traía como regalos se incluía un cocodrilo vivo,  que al poco tiempo murió y fue disecado y puesto donde ahora se conserva su copia en madera, y dando con ello nombre a una puerta y una zona de la catedral sevillana.

La historia que de chica oía contar al respecto es que el cocodrilo fue encontrado en el Guadalquivir cuando la catedral estaba en plena construcción.

El cocodrilo tiene gran significación religiosa en el antiguo Egipto, con lo cual el reptil podría estar dando alguna otra pista más de los mensajes que la catedral encierra.

 

Repost 0
Published by MCarmen CB - en Historia

Presentación

  • : El blog de MCarmen CB
  • El blog de MCarmen CB
  • : Ciencias humanas, Historia y Patrimonio documental, Archivística,Gestión documental y Ciencias y Técnicas Historiográficas y Documentales, Prevención de Riesgos Laborales.
  • Contacto

  • MCarmen CB
  • Archivística y gestión documental, Arqueología, Prehistoria, Historia Antigua, Medieval, Moderna, Contemporánea, Historia de América; Arte, Literatura, Investigación, Paleografía, Diplomática, Prevención de Riesgos Laborales; Patrimonio Docu
  • Archivística y gestión documental, Arqueología, Prehistoria, Historia Antigua, Medieval, Moderna, Contemporánea, Historia de América; Arte, Literatura, Investigación, Paleografía, Diplomática, Prevención de Riesgos Laborales; Patrimonio Docu

Enlaces