Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
22 noviembre 2012 4 22 /11 /noviembre /2012 19:42

Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
22 noviembre 2012 4 22 /11 /noviembre /2012 19:41

Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
22 noviembre 2012 4 22 /11 /noviembre /2012 19:40
Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
22 noviembre 2012 4 22 /11 /noviembre /2012 19:38

Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
18 noviembre 2012 7 18 /11 /noviembre /2012 11:46

Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
14 octubre 2012 7 14 /10 /octubre /2012 07:55

 





 
La muerte en el Egipto antiguo era considerada como un pasaje hacia una segunda vida y esto le daba un sentido positivo. Tras ella, el espíritu entraba en el mundo cósmico, un más allá eterno e inmutable. El ser humano estaba compuesto por un soporte material, el cuerpo, al que están ligados elementos inmateriales: el bah, que corresponde al alma o a la personalidad, y el ka, o doble de la persona, idéntico a su cuerpo, pero sin forma material. Para simbolizar a un representante de un atributo divino o a un faraón con su ka, ilustraban a dos figuras idénticas tomadas de la mano. 
 
 
 
 
El espíritu tomaba la forma de un pájaro o la del cuerpo del difunto y convivía con él hasta volver a integrarse en el universo una vez que el cuerpo había desaparecido. Con una imagen o doble del difunto y a través de la celebración de un ritual, el ka pasaba a la imagen. La muerte significaba la separación de estos elementos y, si el ser humano quería comenzar su segunda vida, era imprescindible que el cuerpo se reuniera con los elementos espirituales que le habían animado, el bah y el ka. Había, por tanto, que preservarlo a la hora de su muerte; de ahí la importancia de los ritos funerarios y de los lugares de enterramiento como moradas imperecederas. 
 
 
 
 
Los rituales de momificación e inhumación eran más importantes, incluso, que la propia existencia, dado que la tumba se imaginaba como un lugar de renovación de la vida terrenal, adquiriendo así una importancia primordial. Para garantizar la continuidad en la otra vida se debían construir tumbas seguras en las que habitaría el espíritu de los difuntos, a quienes había que asegurar el mismo bienestar que tuvieron en la vida terrenal. Para ello se depositaba un rico ajuar y se realizaban ofrendas de alimentos, de las que se ocupaban los vivos. Los alimentos eran indispensables, pues si faltaban el alma tenía que vagar en su búsqueda. Todo esto dió origen a una estrecha vinculación familiar entre los individuos del pueblo egipcio, la cual perdura hasta la actualidad. 
 
 
 
 
Durante la época del Imperio Nuevo se impuso la costumbre de depositar en el sarcófago de los difuntos el Libro de los Muertos, que evolucionó de los “Textos de las Pirámides” del Imperio Antiguo –los textos funerarios más antiguos del mundo–. Es una recopilación de fórmulas mágicas para ayudar a superar los peligros que acechaban a los difuntos en su viaje hacia el mundo de Osiris. 
 
 
images?q=tbn:ANd9GcQUzEZnmpCoyQcVxL6Cxbw
 
 
Al comenzar su segunda vida, el difunto debía pasar la prueba del juicio ante un tribunal de cuarenta y dos representantes del otro mundo o, más bien, de las cuarenta y dos comarcas egipcias, presididos por Osiris. Dicho juicio se celebraba en la sala de Maat, símbolo de la verdad y la justicia, y empezaba con el peso del corazón. En el platillo de la balanza, el corazón del difunto debía ser ligero como una pluma. En caso contrario, si éste tenía un peso excesivo, es decir, si sus malas acciones superaban las buenas, el corazón sería devorado por un monstruo y se produciría la segunda muerte, la definitiva. Si salía triunfador, el alma sería libre de vagar por cielo, tierra y mundo inferior. Así la persona podría sentarse en la barca de Ra y disfrutar de la compañía de todos los representantes de los atributos divinos. Por estas razones, desde los primeros tiempos, los egipcios procuraron mantener los cuerpos de los difuntos en buenas condiciones pues, guardando el cuerpo, prolongaban la vida del alma indefinidamente.
Los alimentos del ajuar funerario estaban destinados al ka. Entre los rituales diarios ejecutados por los sacerdotes, uno de los más importantes era el de la transmisión del espíritu de los alimentos al alma del difunto. Estas ideas se aplicaban a todo lo vivo, ya que la materia se animaba con el espíritu.
 
 
 
Texto compartido por Samir Hiweg, guía turístico de habla hispana-Egipto
Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
14 octubre 2012 7 14 /10 /octubre /2012 07:53





 
 
 
La religión egipcia se basaba en la observancia de unos ritos de culto a los atributos divinos. Estos ritos eran dirigidos a los atributos de un Dios singular. Los atributos o nombres divinos se aplicaban a todas las manifestaciones de la naturaleza, incluso, a hombres, animales o plantas.
El sol, Ra, era el símbolo del atributo divino a que se atribuía la fuente de toda vida, controlando el ciclo del río Nilo. Osiris era el representante del atributo divino que asumía el ciclo vital de nacimiento, muerte y resurrección. Siendo en un principio el símbolo de la vegetación, fue asesinado por su hermano Set, personificación del desierto, quien, envidioso de su prosperidad, lo despedazó.


Pero Isis, esposa y hermana de Osiris, tras una larga búsqueda y la realización de prácticas mágicas, pudo reconstruir el cuerpo y devolverle la vida. Una vez resucitado, Osiris fecundó a Isis, sin intervención carnal, dándole un hijo: Horus, el rey con cabeza de halcón. Este luchó contra su tío Set, venciéndole y restituyendo el poder sobre todo Egipto. 

images?q=tbn:ANd9GcRys44JCVruf9K0e2bfoGP
Con la adopción de este mito, los reyes se consideraron hermanos o desdoblamientos de Horus, descendientes directos de Osiris y con poder permanente sobre Egipto. Osiris se convirtió en el imán o señor de los muertos, ya que representaba el Sol poniente y su reino se situaba en el oeste del Nilo. Durante la noche moría para volver a nacer.
Horus era el Sol naciente, el rey de los vivos. El culto a la osírica, se basaba en hacer el bien, se difundió desde los inicios del periodo histórico y más tarde alcanzó una gran aceptación popular. Osiris fue el ejemplo a seguir más próximo y accesible a los hombres con bajo rango social. Éstos podían disfrutar de un más allá similar al del rey a través de la figura de Osiris. Su leyenda se evocó con múltiples variantes por todo Egipto.

A lo largo de la historia de Egipto, la elaboración del pensamiento teológico y mitológico adquirió una gran complejidad, ya que unas ideas se sobreponían a otras, sin que una nueva argumentación invalidase las precedentes. Los sucesivos cultos a los distintos atributos divinos de un Dios singular, en función de los cambios políticos, se fueron yuxtaponiendo.
La supremacía de un atributo divino sobre los otros atributos dependía de las dinastías reinantes, quienes daban prioridad al atributo divino más representado en su ciudad y más deseado por el pueblo. Así estos atributos divinos tenían un acervo espiritual, al mismo tiempo que se usaban ritualmente para fines mundanos o políticos.
Texto compartido por Samir Hiweg, guía turístico, Egipto. Correcciones por María del Carmen Calderón Berrocal

Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
14 octubre 2012 7 14 /10 /octubre /2012 07:49

 

 
Samir Hiweg  Debo subrayar la semejanza entre el sol y el escarabajo, los dos pueden representar el ideograma del verbo Jeper en la antigua lengua egipcia, sobre todo, de Jepri, el que nace por sí mismo. El escarabajo pelotero empuja a una pelota de estiércol para colocarla dentro de una grieta apropiada, de la cual van saliendo, después de pasar una temporada, unos escarabajos peloteros. Los antiguos egipcios relacionaron este ciclo con el del sol y con el verbo jeper que quiere decir nacer o existir. Pues, el escarabajo o el sol indicaba el nombre del que nace o existe por sí mismo: Dios. Según los Textos de las Pirámides la Tierra era un escupitajo de Jepri, símbolo de la vida eterna; era la imagen de la constante transformación de la existencia en la mitología egipcia. El escarabajo estaba vinculado con Jepri, forma de Ra como Sol naciente.
 
Samir Hiweg, guía turístico bilingüe.
Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
14 octubre 2012 7 14 /10 /octubre /2012 07:48


Samir Hiweg Jonsu, como símbolo lunar, era la representación de la placenta real que alimenta al feto. En algunos textos de las pirámides Jonsu aparece como un sanguinario que ayuda al faraón en la caza y en la muerte de algunos representantes de atributos divinos, para que el soberano pueda alimentarse de ellos con el fin de obtener su poder. 
Dependiendo del lugar de glorificación cambia su representación gráfica. El aspecto momiforme lo tomaba de Petah (Ptah). De Horus asumía a veces la cabeza de halcón, el flagelo y el cayado, como símbolos propios del faraón. La coleta de la juventud hacía clara referencia a uno de sus aspectos como Jonsu niño. En sus manos portaba un cetro formado por el pilar Guet (Djet), símbolo propio de Osiris, que representaba al cóccix. Es la única parte del cuerpo humano que no se corrompe, y de la cual brota el hombre de la tierra como si fuera una planta, renaciendo en su forma física. Sobre la cabeza llevaba un disco lunar, así como el símbolo de la luna creciente. Esto puede ser una referencia relacionada a los catorce días tras la menstruación lo que propicia a la mujer un estado de fertilidad para ser fecundada por el hombre. 
 
Samir Hiweg, guía turístico de habla hispana-Egipto.
Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias
14 octubre 2012 7 14 /10 /octubre /2012 07:46
 
 
Samir Hiweg Amón: La principal representación divina de la ciudad de Tebas. En su origen personificó los vientos, y, como tal, era el protector de los navegantes. Su nombre significa "el invisible". Acabó fusionándose con el Sol, recibiendo el nombre de Amón-Ra. Se representa bajo aspecto humano, y con un tocado consistente en una corona de dos grandes plumas verticales juntas de halcón.
Los animales que le representan son el ganso y el carnero. Era el emblema del Imperio y el patrono de la Monarquía. De origen modesto, Amón se asimila a Ra.
 
Amón era el emblema local de Tebas, considerado como el representante de la fecundidad y del viento que empuja los barcos de vela, alimenta los pulmones y transporta los granos del polen para fecundar las plantas. Así Amón da vida mientras está invisible. Se le da la forma de un hombre vestido con un paño, la cabeza cubierta por un mortero coronado por dos plumas. A veces también tiene la cabeza de un carnero. Su esposa Mut, la señora del cielo, tiene la forma de un buitre y su hijo Jonsu, la de un niño coronado con una luna creciente. Es un néter sin historia y, precisamente por esta razón, toma la de los demás. 
 
Cuando Amenemhat I fundó la XII dinastía y ya Tebas se había erguido en la capital de Egipto, se convirtió en el protector y conductor de la nación; incluso fue designado como el Rey de los neterú, los representantes de atributos divinos. Se creía, efectivamente, que los jefes que habían conseguido la hazaña de reunir Egipto bajo su autoridad, sólo podían haberlo logrado gracias a la invocación a Montu o a Amón, neterú de guerra. 
 
Samir Hiweg, guía turístico de habla bilingüe.

Compartir este post
Repost0
Published by MCarmen CB - en Mitos - leyendas - historias

Presentación

  • : El blog de MCarmen CB
  • : Ciencias humanas, Historia y Patrimonio documental, Archivística,Gestión documental y Ciencias y Técnicas Historiográficas y Documentales, Prevención de Riesgos Laborales.
  • Contacto

  • MCarmen CB
  • Archivística y gestión documental, Arqueología, Prehistoria, Historia Antigua, Medieval, Moderna, Contemporánea, Historia de América; Arte, Literatura, Investigación, Paleografía, Diplomática, Prevención de Riesgos Laborales; Patrimonio Docu
  • Archivística y gestión documental, Arqueología, Prehistoria, Historia Antigua, Medieval, Moderna, Contemporánea, Historia de América; Arte, Literatura, Investigación, Paleografía, Diplomática, Prevención de Riesgos Laborales; Patrimonio Docu

Enlaces