Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
25 mayo 2012 5 25 /05 /mayo /2012 19:31

 

 

 

 

Leymann basándose en el estudio de casos reales en 1993 identifica cuatro factores que destacan en la probabilidad de sufrir acoso laboral en una organización:

• Deficiencias en el diseño del trabajo, con métodos de trabajo extremadamente poco organizados, y una mala gestión sin interés.

• Deficiencias en las conductas de liderazgo, negando la existencia de conflictos, la manera de solucionar un problema no es evitarlo, no es negar la existencia de conflictos; tampoco se solucionan tomando parte en ellos, con esto se aumenta su intensidad.

• Puesto socialmente expuesto de la víctima.

• Bajo estándar moral en el departamento. La identificación de las actividades hostiles nos ayuda a entender la estructura del propio proceso de acoso laboral. Cuando las identificamos, vemos que usadas frecuentemente y durante un largo periodo de tiempo, su significado cambia convirtiéndose en herramientas de un proceso de mobbing. Leymann en 1996 divide estas actividades en función de los efectos que tienen sobre las víctimas e identifica cinco grupos:

- Las posibilidades de comunicarse.

- Las posibilidades de mantener contactos sociales.

- La reputación.

- La situación laboral y

- La integridad física.

 

María del Carmen Calderón Berrocal, Jorge Carvajal Orduña, Francisco Javier González Márquez. "El acoso laboral. ¿Y si fueras tú la siguiente víctima de Mobbing?", nº 33 de la revista Prevention World Magazine

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
25 mayo 2012 5 25 /05 /mayo /2012 19:28

 

 

 

Las consecuencias son negativas y graves, cuantitativa y cualitativamente tanto para la víctima y su familia, como para la organización y para la sociedad en general:

Las víctimas de mobbing, suelen padecer patologías físicas, como trastornos gastrointestinales, cardiovasculares, respiratorios, etc.; psicopatologías, como la fatiga crónica, sobreestrés laboral, ansiedad, pérdida de autoestima, impotencia y frustración, depresión y síndrome de estrés postraumático… , y problemas familiares e interpersonales, que se traducen en agresividad, aislamiento social, inadaptación, fracaso matrimonial, etc.

La organización queda afectada pues disminuye el rendimiento, aumenta el absentismo y las rotaciones, empeora y se deteriora el clima laboral, amén de aumentar la siniestralidad.

La sociedad se resiente también, pues aumentan el gasto sanitario, las prestaciones por baja e invalidez, el desempleo, etc.

 

 

María del Carmen Calderón Berrocal, Jorge Carvajal Orduña, Francisco Javier González Márquez. "El acoso laboral. ¿Y si fueras tú la siguiente víctima de Mobbing?", nº 33 de la revista Prevention World Magazine.

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
25 mayo 2012 5 25 /05 /mayo /2012 19:18

 

...Pero... ¿cómo puede llegarse a la última fase y a este extremo, la mayoría de las veces en plena impunidad?

 

Las razones son diversas: los ataques suelen darse en privado, la víctima a veces no es consciente de lo que le pasa o se siente avergonzada, o –incluso– culpable y cuando lo evidencia es demasiado tarde; además, suele existir una complicidad en el entorno laboral, una especie de ley del silencio, según la cual nadie ha visto nunca nada, ni sabe nada, sin olvidar los prejuicios y el temor a delatar los hechos (“testigos mudos”).

 

La propia organización y su cadena de mando suele contribuir a esta situación cuando minimiza o frivoliza el conflicto, que achaca a “simples problemas de convivencia laboral”.

 

 

María del Carmen Calderón Berrocal, Jorge Carvajal Orduña, Francisco Javier González Márquez. "El acoso laboral. ¿Y si fueras tú la siguiente víctima de Mobbing?", nº 33 de la revista Prevention World Magazine

 

 

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
25 mayo 2012 5 25 /05 /mayo /2012 19:08

 

 

 

Por lo que respecta al desarrollo de los acontecimientos, diremos que el síndrome evoluciona en cuatro fases diferenciadas:

1ª.- Fase de Conflicto, se identifica con un incidente: Surge cuando se produce un conflicto en el trabajo –que de por sí solo no significa acoso– que puede llegar a ser crónico. Pero al margen de que haya podido producirse un conflicto, puede suceder que no exista conflicto alguno, puede ser un asunto profesional o de relaciones interpersonales, o factores que están en el acosador internamente, en su personalidad, como pueden ser un sentimiento de envidia, rivalidad, antipatía…

2ª.- Fase de Estigmatización, ya estamos ante un acoso sistemático: El conflicto inicial pasa a convertirse en una campaña de hostigamiento del acosador/es frente al acosado, extendiéndose y consolidándose. El acoso es difícil de probar y, a veces, ni siquiera la víctima es consciente de la campaña en su contra; esta negación suele prodigarse también entre los compañeros, los sindicatos, e, incluso, la dirección.

3ª.- Fase de Intervención desde la Organización: La situación llega a tal extremo que interviene la cadena de mando, adoptando una de estas tres estrategias:

• Intentos de solución mediante decisiones que obvian la situación que vive la víctima y el origen de la misma: cambios en el contenido del puesto de trabajo del propio puesto de trabajo ocupado por la víctima; intentos de reponer formalmente las amistades rotas sin abordar la raíz del problema…

• Demonización de la víctima, pues se la considera culpable y origen del conflicto. El paso siguiente suele ser intentar desembarazarse de ella.

• Intento de resolución activa del conflicto: Investigación sistemática del caso e incluso apertura de un proceso sancionador de los culpables; fomento de la comunicación, provisión de ayuda psicológica, etc. Este último supuesto es el que desgraciadamente sucede en menor número de ocasiones.

4ª.- Fase de Marginación, Exclusión o Abandono de la Vida Laboral o de la Organización: En este momento la víctima empieza a desarrollar patologías físicas y/o psíquicas, que la conducen al despido, el abandono o la incapacidad laboral, o incluso al suicidio o la muerte, pues, como nos recuerda el propio Leymann “en el trabajo una persona puede matar a otra sin ningún riesgo de llegar a un tribunal”.

 

 

María del Carmen Calderón Berrocal, Jorge Carvajal Orduña, Francisco Javier González Márquez. "El acoso laboral. ¿Y si fueras tú la siguiente víctima de Mobbing?", nº 33 de la revista Prevention World Magazine

 

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
25 mayo 2012 5 25 /05 /mayo /2012 11:35

 

 

 

 

En cuanto al origen del acoso en ámbito laboral podemos hablar de la organización del trabajo y de la gestión de conflictos.

• En cuanto a la organización del trabajo, se traduciría en una deficiente organización, ausencia de interés de los supervisores, carga laboral alta o mal distribuida, flujos pobres de información, conflictos y ambigüedad de rol, y objetivos.

• Por lo que respecta a la gestión del conflicto por parte de los superiores, estarían influenciando negativamente la negación del mismo, impidiendo así que la situación se resuelva, o implicación/complicidad activa en el mismo, con el fin de contribuir a la estigmatización del hostigado.

 

Esto puede aplicarse igualmente al ámbito social, familiar, político; con demasiada frecuencia vemos actitudes despóticas que ponen a las personas contra las cuerdas. Suele pasar, por ejemplo, en pueblos pequeños, en el que un bando o grupo se hace con la situación a fuerza de medrar y de amenazar a quienes no son de su curda, de su ideología, de su simpatía, etc. Así, se practican amenazas contra quienes tienen negocios tales como "tu comes porque te damos de comer", "vas a tener que cerrar el negocio porque no va a venir nadie"... y un larguísimo etc. Bulos y mentiras en el que el acosador o acosadores lanzan mentiras, infamias, que van contra los principios básicos constitucionales, contra el derecho al honor y a la intimidad personal, atacan a personas y a familiares de las personas en cuestión, pues estas personas, por el simple hecho de existir, suponen una amenaza para los acosadores, que tienen una valía personal escasa, no tienen méritos propios mas que los conseguidos por enchufirmo, trepando, medrando...; de forma que todo lo legal, lo bueno y lo digno quedan en su objeto de mira.

En realidad es una admiración no bien procesada, que se convierte en envidia que no se canaliza adecuadamente; y, de esta forma, los acosadores, el o los, pueden llegar al descrédito, a la exclusión de la persona en la que se fijen, al ostracismo, al ninguneo, simplemente porque no son rivales leales que son capaces de mirar de frente, sino que atajan por subterfugios, tramando redes y haciéndose con ayudas capciosas o simplemente gente que les teme.

El acoso laboral, social, familiar, escolar... son todos hijos de una misma madre: la envidia; y de un mismo padre: complejo de inferioridad / baja autoestima de los acosadores, que necesitan pisar cuellos para sentirse alguien en la vida. Cuanto más miserable es una persona, más energía negativa es capaz de derrochar contra quien envidian.

 

 

Bibliorafía: María del Carmen Calderón Berrocal, Jorge Carvajal Orduña, Francisco Javier González Márquez. "El acoso laboral. ¿Y si fueras tú la siguiente víctima de Mobbing?", nº 33 de la revista Prevention World Magazine

 

 

 

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
24 mayo 2012 4 24 /05 /mayo /2012 17:43


Para analizar si en un conflicto intragrupal existe una Situación Objetiva de Acoso Psicológico, podemos intentar responder a las siguientes cuestiones. Estos puntos se pueden aplicar a contexto laboral, social, familiar; digamos que son la vida misma. Aquí hay algunas claves que estudiando el comportamiento de cirtos individuos puede verse claramente su rol de acosador.

1.- ¿Retienen información necesaria para tu trabajo?

2.- ¿Recibes atención sexual no deseada? El acosador

3.- ¿Te humillan o ridiculizan con temas relacionados con tu trabajo

4.- ¿Te ordenan hacer un trabajo inferior a tu nivel de competencia?

5.- ¿Te quitan áreas importantes de responsabilidad o las reemplazan con tareas más desagradables o triviales?

6.- ¿Extienden rumores y chismorreos sobre ti?

7.- ¿Eres ignorado o excluido, como si te quisieran aislar?

8.- ¿Te insultan o hacen comentarios ofensivos sobre ti, tus actitudes y/o tu vida Privada?

9.- ¿Te gritan o eres objeto de ataques de ira?

10.- ¿Eres objeto de comportamientos intimidatorios como señalarte, invadir tu espacio personal. Empujarte, impedirte el paso, etc.?

11.- ¿Te dan pistas o señales indicándote que dejes tu trabajo?

12.- ¿Recibes amenazas de violencia o abusos físicos?

13.- ¿Te recuerdan permanentemente tus errores o fallos?

14.- ¿Eres ignorado o recibido con hostilidad cuando te acercas?

15.- ¿Critican permanentemente tu trabajo y tu esfuerzo?

16.- ¿Tus opiniones y puntos de vista son ignorados?

17.- ¿Recibes mensajes, correos electrónicos o llamadas de teléfono insultantes?

18.- ¿Recibes bromas de gente con la que no te llevas bien?

19.- ¿Sistemáticamente te piden que realices tareas que claramente caen fuera de tu puesto de trabajo?

20.- ¿Te asignan tareas con plazos de realización u objetivos absurdos o Imposibles?

21.- ¿Alegan cosas en contra tuya?

22.- ¿Controlan en exceso tu trabajo?

23.- ¿Recibes comentarios o comportamientos ofensivos en relación a tu raza, religión, profesión, afiliación política, etc.?

24.- ¿Te presionan para que no reclames un derecho que te pertenece?

25.- ¿Eres objeto de sarcasmo y bromas excesivas?

26.- ¿Te amenazan con hacerte la vida difícil?

27.-¿Intentan encontrar fallos en tu trabajo?

28.- ¿Te encuentras bajo una carga de trabajo inmanejable?

29.- ¿Has sido trasladado o transferido de puesto contra tu voluntad?

 

María del Carmen Calderón Berrocal, Jorge Carvajal Orduña, Francisco Javier González Márquez. Extracto del artículo completo publicado en el nº 33 de la revista Prevention World Magazine

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
7 mayo 2012 1 07 /05 /mayo /2012 17:03
 


En Roma los castigos corporales en la escuela estaban a la orden del día? Así, los gramáticos dejaron constancia de ello en los papiros con frases como estas: 

 “Quien no es golpeado no puede ser educado”

"Los oídos de un joven están en su espalda, escucha cuando es golpeado"

“Trabaja duro, chico, así se te golpeará menos". 

Así mismo, el terror psicológico llegaba al extremo de obligar los docentes a los niños a conjugar verbos como typtein (en griego), golpear.

 

 

 


Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
3 mayo 2012 4 03 /05 /mayo /2012 11:30

 

 

 

 
-CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA EXPLICAN POR PRIMERA VEZ EL FENÓMENO DEL AURA DE LAS PERSONAS-

Investigadores españoles de la Universidad de Granada han descubierto la capacidad de ver el aura de las personas es un fenómeno neuropsicológico denominado sinestesia. Los sinéstetas «mezclan los cinco sentidos, al tener más interconectadas las áreas del cerebro encargadas de procesar cada uno de los estímulos, de forma que son capaces de ver o paladear un sonido, según explica la nota de presa de la universidad española.

De este modo, conocidos popularmente como «curanderos» o «santones», presentan en realidad esta capacidad, que explicaría científicamente esta supuesta «virtud»

En un artículo publicado en la prestigiosa revista «Consciousness and Cognition», los profesores del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada Óscar Iborra, Luis Pastor y Emilio Gómez Milán han ofrecido, por primera vez en el mundo, una explicación científica al fenómeno esotérico del aura, un supuesto campo energético de radiación luminosa multicolor que rodearía a las personas a modo de halo y que resulta invisible para la gran mayoría de los seres humanos.

En términos neurológicos, la sinestesia consiste en que en el cerebro de ciertas personas se produce un «cruce de cables» o conexiones sinápticas . Este hecho «les permite establecer asociaciones automáticas entre regiones cerebrales que habitualmente no están conectadas», según explica el profesor Gómez Milán, una cualidad que tendrían muchos de los curanderos que dicen poder ver el aura.

Pero estas cosas son mucho más comunes de lo que en principio se puede llegar a pensar, quien no ha estado viendo un programa de cocina en la tele y ha sentido que huele el guiso o el pastel que prepara?, hay personas más sensitivas que otras, pero aquí tenemos explicación científica a lo que algunos consideran ciencia ficción mucho más cercano a la ficción que a la ciencia, injustamente, claro.
El aura puede llegar a verse con máquinas especiales, pero a veces incluso las fotografías pueden llegar a recogerla, este tema también estaría bien para que la ciencia se pronunciara al respecto, no en todos los seres aparece el aura en su o sus fotografía, habría que preguntarse por que´.

-Varios tipos de sinestesia-

Para realizar esta investigación, los científicos entrevistaron a varias personas afectadas por sinestesia, entre los que se encontraban supuestos curanderos, como el granadino Esteban Sánchez Casas, conocido como «El Santón de Baza».

Muchos le atribuyen ciertos «poderes paranormales», como poder ver el aura de las personas, «cuando en realidad se trata de un claro ejemplo de sinésteta», explican los autores de esta investigación.

Los autores del estudio destacan que en el caso de «El Santón de Baza» presenta sinestesia caras-color (por lo que asocia a cada persona con un color); sinestesia tacto-espejo (cuando observa a una persona que está siendo tocada o que experimenta un dolor, él experimenta ese mismo dolor); una alta empatía (la capacidad de sentir lo que está sintiendo otra persona) y esquizotipia (ciertos rasgos de personalidad con tendencia a formas atenuadas de paranoia y de alucinación que se da en las personas sanas).

Fuente: www.abc.es

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
29 abril 2012 7 29 /04 /abril /2012 19:00

319942_285729881459904_233964723303087_946583_879422191_n-1.jpg

 

 

Nietzsche es el representante del Nihilismo. En esta cita, no apuesta por la nada precisamente, sino por el todo, hay que tener en cuenta que los extremos a fin de cuentas tienden a identificarse, a completarse, a darse existencia mutuamente; el bien no existe sin el mal lo mismo que no existe el ying sin el yang, ni el blanco sin el negro. Efectivamente, si existe una razón habrá una excusa, si no la hay sobran todas las excusas.

 

 

 

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología
29 abril 2012 7 29 /04 /abril /2012 18:54

315712_252509368132781_233885573328494_736939_602807078_n-1.jpg

Compartir este post

Repost0
Published by MCarmen CB - en Psicosociología

Presentación

  • : El blog de MCarmen CB
  • : Ciencias humanas, Historia y Patrimonio documental, Archivística,Gestión documental y Ciencias y Técnicas Historiográficas y Documentales, Prevención de Riesgos Laborales.
  • Contacto

  • MCarmen CB
  • Archivística y gestión documental, Arqueología, Prehistoria, Historia Antigua, Medieval, Moderna, Contemporánea, Historia de América; Arte, Literatura, Investigación, Paleografía, Diplomática, Prevención de Riesgos Laborales; Patrimonio Docu
  • Archivística y gestión documental, Arqueología, Prehistoria, Historia Antigua, Medieval, Moderna, Contemporánea, Historia de América; Arte, Literatura, Investigación, Paleografía, Diplomática, Prevención de Riesgos Laborales; Patrimonio Docu

Enlaces